WILL EISNER – EL GRAN MAESTRO

Os recomendamos este vídeo realizado por LOULOGIO, autor de Taxus (nos acompañó en la XIII edición de la Feria Internacional del Cómic de El Provencio). Loulogio nos da unas pinceladas sobre la vida y obra del maestro Will Eisner, así como unos conceptos básicos y muy entretenidos sobre la narrativa y la experimentación de la que constantemente se nutría uno de los más grandes profesionales que ha dado el 9º arte. 

Y si aún queréis conocer y aprender más del gran WILL EISNER os dejamos esta conferencia del año 1999 en la «CONQUE».  

BIOGRAFÍA

William Erwin Eisner, nacido en Brooklin, Nueva York en 1917 comenzó desde muy joven a trabajar en el mundo de los comic books colaborando con el famoso Bob Kane (creador de Batman).

En 1936 entra a formar parte del equipo de la revista WOW WAT a Magazine dibujando varias series de aventuras como Capitan Scott Dalton o The Flame.

En 1937 crea con su amigo Jerry Iger el estudio Eisner-Iger desde el cual produce varios cómics para el mercado norteamericano e incluso para numerosas revistas extranjeras.

Para el estudio Eisner-Iger llegan a colaborar gigantes de la historieta como Bob Kane o Jack Kirby.

Al final de la década de los treinta Eisner e Iger deshacen la sociedad y nuestro autor comienza a trabajar en varios proyectos entre los cuales se puede destacar el personaje de Black Condor, un superhéroe volador que gozó de un éxito más bien discreto.

El 2 de junio de 1940 publica por primera vez para un suplemento dominical la serie The Spirit.

La serie se presenta en sus inicios como un  relato de detectives en el que el héroe, Denny Colt, un policía de Central City es dado por muerto y decide tomar la identidad del justiciero enmascarado Spirit para combatir el crimen de los bajos fondos.

El Comisario Dolan, el único que conoce la verdadera identidad de Spirit encabeza la extensa plantilla de secundarios tan ricos en matices que en ocasiones se convierten en los verdaderos protagonistas de la historia. Acompañan también al héroe sin poderes, Ellen Dollan, la eterna novia, Ebony White, su fiel compañero (el primer Robin, Bucky o como queráis llamarle) y una serie de femmes fatales como la escultural P’gell (pronunciar como en francés)  o Sally de las Islas.

Cada historia de siete páginas casi siempre auto conclusivas acaba mostrando estilos tan diferentes como la comedia, la aventura, el romance e incluso el western además de la omnipresente novela negra.

Ya desde un principio, la critica se fija en el gran repertorio de estilos, técnicas y convenciones narrativas y sobre todo la composición de las páginas, la distribución y el encuadre de las viñetas que se acerca mucho al estilo cinematográfico. Son especialmente destacables su manera magistral de utilizar las luces y las sombras y sus innovadoras técnicas narrativas inspiradoras de grandes artistas como Jack Kirby o Frank Miller entre otros.

Pero lo que más se recuerda de la serie The Spirit es la calidad pictórica de todas sus portadillas o primeras páginas. Cada una de ellas es una obra maestra en sí en la cual el título forma parte del decorado, se funde con él o es el mismo decorado. La primera página es la presentación de la historia y es dónde se cuenta ya una gran parte del guión, en ella, vemos claramente el movimiento de los objetos, percibimos la temperatura, la humedad, en definitiva donde todos los elementos del dibujo cobran vida.

La exposición que os presentamos en esta ocasión es una muestra de estas primeras páginas que esperamos disfrutéis como las disfrutaron semanalmente los lectores de la prensa americana desde 1940 hasta 1952.

Lo que vais a contemplar es una muestra de arte con mayúsculas. Es el trabajo de un joven artista que se convertiría en un maestro de maestros enseñando técnicas de Cómic en la Escuela de Artes Visuales de Nueva York o a través de sus libros El Cómic y el Arte secuencial (1985) o La Narración Grafica (1996).

Además de su gran trabajo en The Spirit, Will Eisner es conocido como el autor de numerosas novelas gráficas de una enorme calidad pictórica como son Un Contrato con Dios, la muy recomendable New York, The Big City, la excelente El último día en Vietnam o su curiosa versión de nuestro Don Quijote de la Mancha.

Will Eisner murió en Florida en 2005 dejando uno de los mejores legados en el mundo de la historieta y elevando el Tebeo a la categoría de Obra Maestra y objeto de culto.

En su honor, se crearon en 1988 los Premios Will Eisner entregados anualmente en la Convención de Cómics de San Diego (California)

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.