GEORGE TUSKA EN «JERO GLÍFICOS»

IRON MAN nació en el Tales of Suspense nº39 que apareció (según la fecha de publicación) en marzo de 1963. De la mano de Stan Lee al argumento, su hermano Larry Lieber a los guiones y Don Heck al dibujo, el Hombre de Hierro consiguió un éxito suficiente para seguir viviendo sus aventuras en la citada revista, compartiendo cartel con el Capitán América.

El equipo Lee/Heck se mantuvo hasta el Tales Of Suspense número 72 de mayo de 1965. Durante estos dos años Lee introduciría los elementos claves para la colección, a saber, un buen plantel de villanos así como una sólida lista de personajes secundarios. En aquellos episodios nacieron también los hoy imprescindibles Ojo de Halcón y la queridísima Natasha Romanov, la Viuda Negra.

En el número 73, hace su debut como dibujante Gene Colan, otro de los grandes del Bullpen en aquella época  y que daría al personaje y a la colección un impulso aún mayor que el que ya tenía.

En 1968 Marvel ya tenía un listado de colecciones con una impresionante presencia en el mercado. Las ventas se disparaban, había que avanzar hacia el futuro, hacer una Marvel aún más grande. Así, el Capitán América e Iron Man compartieron publicación por última vez en el Tales Of Suspense 99 (Marzo de 1968). Al mes siguiente, Capitán América tendría su propia cabecera (siguiendo la numeración de TOS) y Iron Man debutó en el número uno de su propio magazine.

Los primeros episodios del Hombre de Hierro estaban guionizados por el excelente y eficaz Archie Goodwin y en la parte artística la editorial había escogido a Johnny Craig, un artista con una solvencia y una  calidad indiscutibles después de una larga lista de trabajos para EC. Sin embargo, las ventas, aunque muy buenas, bajaban mes a mes y Marvel se planteaba pasar la revista de mensual a bimestral. Pero Stan Lee quiso intentar una jugada antes de cambiar la periodicidad a uno de sus personajes favoritos y confió la parte artística a un  dibujante que comenzaba a despuntar en aquellos finales de los sesenta: George Tuska.

Tuska había destacado para Marvel como entintador y dibujando algunos episodios aquí y allá. Pero algo tenía el artista que hacía de él una baza importante. Con él, las ventas subían.

Pero vayamos un poco a la historia de este gran ilustrador. Nace en Conneticut el 26 de abril de 1916 y ya desde joven siente que el dibujo es su pasión. Años más tarde, estando hospitalizado por una operación de apendicitis, otro paciente le enseña a dibujar indios y pistoleros (era lo que se llevaba aquellos años) y entonces decide dedicar su vida al dibujo artístico. Al terminar sus estudios en la National Academy of Design, Tuska trabaja en una agencia de Nueva York como Frank Robbins y es contratado más tarde por el estudio de Will Eisnery Jerry Iger. Tras algunos años en los que se ocupó de cómics como “Shark Brodie”, “Spike Marlin” o “Mystery Men”, empieza a dibujar con Harry Chesler, que hacía trabajos para la editorial Fawcett. Durante estos años George Tuska se hace cargo de los dibujos un gran número de episodios de “Captain Marvel Adventures” (el Capitán Marvel que ahora conocemos como Shazam), además de otras tiras de prensa.

Durante los años cuarenta, Tuska trabaja para varios estudios como freelance y se encarga de la parte gráfica de series como “Uncle Sam  Stories”, “Golden Arrow”  hasta que es movilizado para combatir en la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra, el artista prosigue su carrera con “The Crime Does Not Pay” y dibuja la tira diaria de Buck Rogers para el National Newspaper Syndicate desde 1959 hasta 1967.

Entre tanto Tuska conoce a Stan Lee y comienza a trabajar para Marvel. Al principio se encarga de trabajos menores como entintar episodios de los artistas de Bullpen o desarrollar los bocetos de otro dibujante. Rápidamente, Lee comprende que George Tuska es un dibujante rápido y eficaz que puede ocuparse de cualquier proyecto que se le presente. Desde su llegada a la Casa de las Ideas, su grafismo dinámico, el ritmo trepidante que marcan sus relatos y su composición de las páginas (que facilitan una lectura rápida y muy emocionante) se acentúan debido a la influencia que ejercen en él maestros como Jack Kirby, Gene Colan o John Buscema. Gracias a esto Tuska dibuja en un momento u otro todos o casi todos los personajes de la editorial.

Con el tiempo se va haciendo un hueco entre los grandes de Marvel y trabaja como dibujante más o menos fijo en colecciones como “The Invincible Iron Man” (en cuya cabecera llegó intermitentemente hasta el número 106), “Power Man”, “Ghost Rider” o “The Champions”. También se ocupa de muchos números de relleno para las colecciones de “The Avengers”, “Marvel Two in One”, “Daredevil” etc.

La Marvel de los 60/70 no se puede contar sin la mención especial de éste polifacético artista. Cualquier coleccionista de cómics y en particular de la Edad de Oro de Marvel ha visto en un momento u otro algún episodio dibujado por George Tuska.

Después de su paso por la Casa de las Ideas y como muchos a finales de los 70, Tuska se pasa a DC. Para la Distinguida Competencia, desarrolla historias de Superman, Superboy o Chalengers of Unknown. El 1978 con José Delbo, Paul Kupperberg y Martin Pasko, Tuska comienza a trabajar en las diarias de Superman y las sigue dibujando hasta 1993.

A mediados de los ochenta su salud comienza a resentirse. Su sordera afecta a su arte. Sus dibujos ya no tienen la fuerza de una década antes. Con todo, el artista sigue dibujando aunque con trabajos mucho menos memorables.

En la década del 2000, ya retirado de los cómics, George Tuska se muda junto con su mujer Dorothy a Manchester Towship (Nueva Jersey). La pareja tuvo tres hijos, Barbara, Kathy y Robert.

George Tuska murió al filo de la medianoche entre el 15 y el 16 de octubre de 2009.

Su último trabajo publicado fue una de las cuatro portadas variantes del número 2 de Masquerade para Dynamite Entertainment (Marzo de 2009).

Personalmente me gustaría destacar de su obra, los episodios de Iron Man, Power Man, sus incursiones en la serie de Daredevil, Chalengers of Unknown y la inolvidable adaptación al comic de la película El Planeta de los Simios.

Se han hecho homenajes de los grandes genios de la historieta. Sin embargo existe un número muy importante de artistas que no han tenido el reconocimiento que su espectacular y bellísima obra se merece. George Tuska es uno de ellos. Desde la Feria Internacional del Cómic de El Provencio, queremos recordar a éste gigante del cómic y os animamos a que redescubráis su magnífico trabajo.

Un artículo de: José Rosillo «Jero»

Bibliografía

DC Comics

Fawcett Comics

 

Lev Gleason Publications

  • Black Diamond Western#10, 48 (1949–1954)
  • Boy Comics#30, 57, 70, 98, 101, 105, 113, 115 (1946–1955)
  • Boy Loves Girl#42, 46 (1954)
  • Boy Meets Girl#1 (1950)
  • Crime and Punishment#2–3, 28, 30, 33, 42, 64–64, 70 (1948–1954)
  • Crime Does Not Pay#22, 47–54, 56–64, 66–68, 71–74, 77–78, 80–81, 86–87, 99, 110, 114, 129–140, Annual #1 (1942–1954)
  • Desperado#4 (1948)
  • Lovers’ Lane#2, 6, 40 (1949–1954)

 

Marvel Comics

 

Quality Comics

 

Tower Comics

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de Triguero 18 Articles
Somos una asociación formada por ilustradores, dibujantes y amantes del mundo del cómic, que nos encargamos en promocionar y fomentar el cómic como herramienta de enseñanza y dar visibilidad a los grandes autores que tenemos en España

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.